Posiciones de yoga: 15 posturas capaces de transformar tu cuerpo

En primer lugar, el yoga es una práctica y una técnica que proporciona innumerables beneficios para la mente y el cuerpo. Por eso, seleccionamos 15 posiciones de yoga que son más fáciles y prácticas, pero muy efectivas en la transformación corporal. Lo mejor de todo es que se pueden practicar en la alfombra de su sala de estar.

Básicamente, después de años, la ciencia ha comenzado a reconocer todos los beneficios de la técnica. Sobre todo, en lo que respecta a mejorar la salud de las personas, tanto física como mental y espiritual.

Además, esta práctica es capaz de brindarte más flexibilidad corporal, equilibrio físico y mental, fuerza muscular y movilidad de la columna. En consecuencia, las posiciones de yoga pueden mejorar su salud, disminuir su dolor en general y también prevenir algunas enfermedades.

Pues bien, ahora que te hemos demostrado que es realmente necesario para el organismo, también vale la pena señalar que solo se volverá eficiente si se hace de forma regular. Así que nada de holgazanería y nos ocuparemos más de la salud.

Beneficios que el yoga puede aportar a tu cuerpo:

  • Mejora la flexibilidad
  • Desarrolla músculos fuertes
  • Perder peso
  • Tonifica tus músculos y acelera el metabolismo
  • Mejora la postura
  • Previene el dolor articular
  • Protege la columna
  • Mejora la salud ósea
  • Mejora el flujo sanguíneo
  • Drena la linfa y aumenta la inmunidad.
  • Aumenta la frecuencia cardíaca
  • Baja tu presión arterial
  • Regula las glándulas suprarrenales
  • Te hace mas feliz
  • Te ayuda a estar más saludable
  • Disminuye el azúcar en sangre.
  • Yoga relaja
  • Mejora el equilibrio físico y mental
  • Control del sistema nervioso
  • Mayor calidad de sueño
  • Estimula tu sistema inmunológico
  • Calma tu mente
  • Mejora tu autoestima
  • Reduce el dolor
  • Deja tus decisiones claras

Recordando que estos beneficios son algunos entre muchos otros que aún existen. Por eso, vale la pena conocer más sobre esta práctica de ejercicio.

De hecho, para ayudarte, hemos separado algunas posiciones de yoga simples, que puedes hacer en tu propia casa.

15 posiciones de yoga y sus beneficios

1. Perro mirando hacia abajo

Esta suele ser una de las posiciones de yoga más conocidas y habituales. Sobre todo porque consigue estirar y fortalecer tu cuerpo.

Básicamente, para lograr esta posición, debes apoyar tus cuatro extremos en el piso. Es decir, apoye las manos y los pies.

Cabe mencionar que lo mejor es no estar de puntillas, sino con el talón en el suelo, aunque es más difícil. En consecuencia, esto aumenta la amplitud del tramo.

Debe mantener las muñecas debajo de los hombros y las rodillas debajo de las caderas. Luego, debes estirar las piernas, presionar los pies y las manos en el piso y empujar los pies para que el talón llegue al piso. Si tiene alguna dificultad, puede doblar un poco las rodillas.

Por lo tanto, es necesario que permanezca en esta posición durante aproximadamente 5 respiraciones.

2. Tabla de surf

Primero, la tabla no es solo una de las posiciones de yoga más famosas. También está presente en varias áreas de la educación física, como los ejercicios funcionales. Es eficaz para tonificar y fortalecer los músculos del abdomen y también de todo el cuerpo.

Básicamente, puedes hacer el tablero de innumerables formas. Por tanto, puedes elegir la posición que te resulte más cómoda y que más te convenga. Porque el truco de este ejercicio es exactamente cómo puedes controlar tu respiración.

Sobre todo, para lograr esta posición, debes mantener los hombros hacia los codos y la espalda recta. Sin embargo, si puede, puede levantar las piernas. Si es demasiado difícil, también es posible ponerse de rodillas para facilitarlo.

Cabe mencionar que es importante que mantenga la línea recta desde la parte superior de la cabeza hasta los pies o las caderas.

3. Tablero invertido

A priori, como ya te contamos, existen innumerables formas de hacer una tabla. Entre estas formas, destacaremos la plancha invertida, muy utilizada como posición de yoga habitual. Una vez que pueda estirar la parte superior del cuerpo. Además de fortalecer brazos, piernas y abdomen.

Por tanto, para lograr esta posición, debes poner las manos hacia atrás y mirar en dirección opuesta a tus pies. Poco después, levanta las caderas, extiende una pierna y luego la otra, presionando los dedos en el suelo. Cabe mencionar que esta posición mejorará tu equilibrio.

4. Ángulo lateral extendido

Esta posición tiene literalmente numerosos beneficios. Pronto, se vuelve aún más importante para su salud. Para darle un mejor ejemplo, esta posición, si se hace correctamente, trabajará el costado de su cintura y también fortalecerá sus piernas.

Además, estirará las caderas, los isquiotibiales, las pantorrillas, los hombros, el pecho y la columna. También fortalecerá sus pulmones, mejorará su digestión y también ayudará a aliviar el estrés.

Para que pueda realizar este movimiento, debe comenzar colocando un pie a una pierna de la otra y extender los brazos. Luego, debes rotar tu pie derecho 90 grados hacia afuera. A continuación, gire las caderas hacia atrás, llevando la mano derecha hacia adelante.

Por tanto, doble y coloque la mano mencionada en el tobillo, espinilla, rodilla o en el suelo. Mientras que el otro debe extenderse hacia arriba, manteniendo una línea recta. Finalmente, repita en el lado opuesto.

5. Colocación del árbol

A priori, esta es una de las posiciones de yoga más bonitas. Además, lo más recomendable es empezar en la práctica, ya que es bastante fácil. Y, por supuesto, tiene varios beneficios, como mejorar tu equilibrio y también ayudarte a respirar más correctamente.

Además, esta postura ayudará a tonificar y fortalecer los músculos de la pierna, el tobillo y la parte interna del muslo. Por lo tanto, se recomienda que comience con los pies juntos. Luego, levante la rodilla izquierda, tóquela, coloque el pie izquierdo en la parte superior interna del muslo o pantorrilla.

Cabe mencionar que se debe tener cuidado y evitar la zona de las rodillas. También debe levantar los brazos, con las palmas juntas.

De todos modos, permanezca en esta posición durante 8 a 10 respiraciones y luego hágalo del otro lado. Y recuerda: haz cada movimiento, de forma más lenta.

6. Posición de guerrero 1

Básicamente, esta postura se considera una de las principales del yoga. En general, ayuda a mejorar la fuerza del centro de su abdomen y también de la parte inferior de su cuerpo. Además, es ideal para estirar caderas y muslos.

Entonces, para comenzar, debes dar un gran paso hacia atrás con el pie derecho. Luego, lleva los hombros hacia atrás y levanta el pecho. Luego, debes levantar los brazos con las palmas juntas.

Al final, mantén esa posición durante 8 a 10 respiraciones. Después de eso, repita en el otro lado.

7. Postura del guerrero 2

La postura del guerrero, como la del tablero, tiene varias formas de presentarse. Entre estas formas, encontramos esta segunda posición, que consigue estirar las caderas y la parte interna de los muslos. Además de mejorar también el equilibrio.

Esta postura, si se realiza durante varios días durante la semana, puede ayudar a la digestión y también aliviar el dolor de espalda.

En primer lugar, para comenzar a realizar esta posición debes pararte con los pies a una pierna de distancia. Luego, simplemente gire el pie izquierdo 90 grados y el pie derecho 45 grados.

Luego, doble la rodilla delantera y estire los brazos hacia los lados y mire por encima de la mano derecha. De todos modos, permanezca en esa posición durante 8 a 10 respiraciones y repita en el otro lado.

8. Extensión sentada hacia adelante

Esta posición para un principiante será un poco más complicada y dolorosa. Porque requiere mucha flexibilidad en las piernas. Sin embargo, no es imposible, y con la práctica podrás alcanzar la perfección. Solo ten enfoque y persistencia.

Sobre todo, esta posición es capaz de abrir todo el cuerpo y, en consecuencia, te enseña a respirar en una posición incómoda. Además, ayuda a combatir los dolores de cabeza y a reducir la fatiga. Por lo general, estira la parte inferior y superior de la espalda y los isquiotibiales.

Por lo tanto, para hacer esta posición, debes comenzar sentándote con las piernas juntas y formar la posición de una bisagra desde la cintura, extendiéndose hacia adelante. Luego, después de alcanzar su máximo estiramiento, intente permanecer en posición respirando de 8 a 10 veces. Cabe mencionar que la espalda debe permanecer erguida.

9. Posición de preparación para el puente.

Básicamente, esta postura es un poco más sencilla, tanto que es una de las más recomendables para los principiantes. Primero, puede estirar la parte delantera del cuerpo. Sin mencionar que ayuda a fortalecer la parte posterior.

Además, entre sus beneficios se encuentran la mejora de la circulación sanguínea y la digestión. Sin mencionar que ayuda a aliviar el estrés. También puede abrir los pulmones y permitir que la glándula tiroides funcione correctamente.

Por tanto, para iniciar la posición, debes acostarte boca arriba con los pies pegados a las caderas, y con los brazos paralelos a tu cuerpo, tocando el suelo. Finalmente, levante las caderas y respire entre 8 y 10 respiraciones.

10. Postura del niño

Esta postura también es muy simple y fácil. Y provoca una gran relajación de los músculos y la mente. Tanto es así que se considera la mejor postura de descanso para aliviar el estrés y la tensión. Además, también está indicado para mejorar la digestión.

Primero, debes sentarte de rodillas sobre una alfombra. Después. simplemente baje la cabeza al suelo con las manos hacia adelante o colocadas a los lados. Finalmente, respire profundamente y simplemente relájese.

11. Postura de la serpiente

Básicamente, esta postura es ideal para enderezar la espalda, además de ayudar a abrir el pecho y los hombros. Sobre todo, también puede reducir la rigidez de la parte inferior del cuerpo.

Entonces, comience desde la postura del perro, mirando hacia abajo; y muévase a la postura de tabla. Luego doble los codos y bájese lentamente hasta el suelo. Finalmente, mueva los hombros hacia atrás y levante la espalda suavemente. Por lo tanto, trate de permanecer en esa posición durante aproximadamente 8 a 10 respiraciones.

12. Postura de arco

Básicamente, esta postura, también considerada simple, logra estirar todo el frente del cuerpo. Además de fortalecer tu espalda y mejorar la flexibilidad de tu columna.

Por lo tanto, para realizar este movimiento, debes doblar las rodillas, levantar los muslos del piso y arquear la espalda, agarrando tus tobillos. De todos modos, intente permanecer en esa posición durante 8 a 10 respiraciones.

13. Postura del bote

Cálmate, literalmente no es un barco. Es solo el nombre de una de las posiciones de yoga más comunes.

De hecho, le proporcionará beneficios como el alivio del estrés y una mejor digestión. Además de ayudar a estimular los riñones, tiroides e intestinos. También puede fortalecer los muslos y la espalda baja.

Primero, debes sentarte. Luego debe doblar las rodillas, inclinarse hacia atrás y levantar los pies hasta que sus espinillas estén paralelas al piso.

Ahora, si se siente cómodo en esta posición, le recomendamos que extienda los brazos hacia adelante y estire las piernas para que su cuerpo esté en V. Por lo tanto, trate de mantenerse en esta posición durante 8 a 10 respiraciones.

14. Posición del pez

Básicamente, esta postura de yoga te ayudará a fortalecer los isquiotibiales y la espalda baja. Además de ayudarte a abrir más tus caderas y costillas.

En resumen, debes comenzar por recostarte boca arriba. Luego mantenga los pies en el suelo y las rodillas dobladas.

Luego, simplemente levante la parte superior del cuerpo, deslizando las manos debajo de los glúteos. Finalmente, mantenga sus antebrazos y codos cerca de sus lados y levante la parte superior de la espalda del piso.

15. Postura de alivio del viento

Esta es una de las posiciones de yoga que ayudan a liberar gases tóxicos de su cuerpo. Por tanto, puede ser muy necesario en tu día a día.

Sobre todo, para realizar este movimiento debes acostarte de espaldas y llevar ambas rodillas hasta el pecho. Luego debes presionar en la parte inferior del abdomen, sosteniendo tus rodillas con tus manos.

Poco después, levante la cabeza, el cuello y el pecho y acérquese a las rodillas. De todos modos, intente hacer de 8 a 10 respiraciones y luego vuelva a la posición inicial.

Ahora que sabes cómo hacer 15 posiciones de yoga, puedes empezar a practicar en tu propia casa.

Leer más: 8 posturas de yoga que ayudan a aumentar la fertilidad de la mujer 

Fuentes: Minha Yoga, Incrível.club

Imágenes: My Yoga, Incredible.club