Blanqueamiento de axilas: qué es, tratamientos y cómo evitar las imperfecciones

Las manchas oscuras en la piel son bastante incómodas, independientemente de la parte del cuerpo. Algunas provocadas por la sobreexposición al sol o el envejecimiento, además del melasma. También pueden aparecer en áreas de contacto, como las axilas. Por eso, muchas personas optan por el blanqueamiento de axilas.

Estas manchas oscuras aparecen debido a una respuesta inflamatoria que fue estimulada por la producción de melanina, es decir, conduce a un engrosamiento de la piel, lo que la oscurece. Sin embargo, puede sucederle a cualquier persona, especialmente en pacientes con piel más oscura, o que tienen síndrome metabólico (prediabetes y diabetes) o debido a reacciones alérgicas.

Cómo evitar imperfecciones y aclarar la piel

Para minimizar algo que le molesta tanto, la disminución de la fricción en estas regiones puede evitar que se oscurezca. Todo, con unas medidas sencillas y diarias. Lo importante es mantener las zonas bien ventiladas y evitar la depilación, por ejemplo. Si este tipo de procedimiento es inevitable, compre productos calmantes y reparadores, que en consecuencia evitarán la inflamación.

Existen muchos tipos de tratamientos, que van desde el uso de dermocosméticos blanqueadores hasta la aplicación de peelings y láseres. Puedes elegir activos clásicos, como hidroquinona, alfa hidroxiácidos o incluso productos con vitamina C, ya que también tienen acción aclarante. Aunque también utilizas ácido kójico, arbutina, regaliz, etc.

Todo dependerá del color de la piel, el grado de hiperpigmentación, el tiempo de las manchas y su causa. No obstante, antes de adquirir cualquier tipo de producto, consulte con su dermatólogo y averigüe el origen de las lesiones para realizar un blanqueamiento adecuado de las axilas.

Tratamientos caseros para blanquear las axilas

1. Bicarbonato de sodio

Mezcle 2 cucharadas de bicarbonato de sodio en 20 ml de leche de rosas. Mezclar bien hasta formar una pasta, luego aplicar en las zonas afectadas, dejando actuar durante 15 minutos. Finalmente, lavar con agua tibia y aplicar una crema hidratante. Aplicar dos veces por semana.

2. Exfoliante de avena

Haz una mezcla con 1 cucharada de harina de maíz, una cucharada de avena, una cucharada de leche en polvo y 30 ml de leche. Una vez que se forme una pasta, frote en las áreas oscuras mientras está en el baño, haciendo movimientos circulares. Enjuagar bien y luego aplicar un poco de Hypogloss o Dexpantenol. Este tratamiento específico ayudará a aclarar las axilas, ya que elimina la capa superficial de la piel, lo que ayuda en la liberación del vello y el ácido láctico de la leche aclarará naturalmente la piel.

3. Pasta de arcilla blanca:

Mezclando una cucharada de arcilla blanca, 2 cucharadas de agua y 3 gotas de aceite esencial de naranja, obtendrás una pasta. Agregue la región que desea borrar. Dejar actuar 15 minutos y luego lavar.

4. Agua de arroz:

Dado que tiene ácido kójico, será de gran utilidad. En resumen, mezcla una taza de té de arroz con 250 ml de agua. Remojar el arroz en agua filtrada durante 12 horas y no agregar ningún condimento. Posteriormente, lavar la zona de la piel que es más oscura y pasar el agua de arroz con la ayuda de un algodón y dejar secar. Aplicar mañana y noche. Esta misma agua se puede usar hasta por 2 días.

5. Aceite de aloe:

Esta planta tiene un gel, el aloe vera, que se sustancia en una forma conocida como aloesina, que en virtud de ella inhibe la acción de una enzima que produce la pigmentación más oscura de la piel. La aplicación de este gel puede ayudar a aclarar las axilas. Corta una hoja de aloe, extrae el gel y luego aplícalo en las áreas deseadas. Luego déjelo reposar de 10 a 15 minutos. Finalmente, enjuague.

Consejos extra

No se recomienda utilizar cremas caseras elaboradas con limón, ya que puede provocar irritación y consecuentemente manchar la piel. Evite usar ropa ajustada que aumente la transpiración, y no use desodorantes o cremas con alcohol innecesariamente. Si aún está oscuro, consulte a un dermatólogo.

¿Y entonces? ¿Te gustó el artículo? También te gustará: Agua caliente - Beneficios para el dolor, el cuidado y la compresión.

Fuentes: Tu salud, Derma club.

Imagen destacada: Buona Vita.