Exfoliación, ¿qué es? Para que sirve, tipos y como hacerlo

La exfoliación es básicamente una limpieza profunda que se realiza en la piel para eliminar las células muertas. Esto se debe a que estas pequeñas partes del cuerpo se ven muy afectadas cuando hay una hidratación descontrolada de la dermis. Por tanto, la muerte celular se produce porque se secan, dejándolas atrapadas entre los poros.

Por eso debemos hacer el procedimiento, porque los poros están taponados con células que ya no están vivas, imposibilitando que la piel respire y dificultando la producción de aceites exactos para tu salud. Con la vida renovada en la dermis, también se renueva su superficie. Sin olvidar que el masaje realizado durante la exfoliación es muy positivo para estimular la circulación sanguínea.

Antes de acostumbrarse a la técnica, necesita saber cómo se puede hacer y con qué frecuencia. Al contrario de lo que mucha gente piensa, la exfoliación es una metodología que se puede realizar no solo en el rostro, sino en todo el cuerpo. Solo lee a continuación y luce hermosa con una piel suave y bien hidratada.

¿Qué es la exfoliación?

Al principio, hay un ciclo natural de renovación celular de la piel. Cada 30 días, la dermis elimina automáticamente las células muertas y crea nuevas células para el proceso de rejuvenecimiento. Aquí es donde entra el acto de exfoliación facial y corporal.

La exfoliación es la eliminación de las células muertas de la piel, es la liberación de los residuos de los poros para dejar espacio para nuevas células. Este procedimiento se puede realizar de varias maneras e influye directamente en la aparición de puntos negros, espinillas, vellos encarnados, la regulación de la grasa de la piel, etc.

De hecho, la grasa de la piel es el primer signo que tenemos cuando es necesaria una exfoliación. ¿Sabes cuando nos lavamos la cara y sin embargo no sentimos que la piel esté completamente limpia? Aquí es donde la clave está para que corras y prepares tu exfoliación, porque tu dermis ya está saturada de residuos en tus poros. ¡Estar alerta!

Beneficios de la exfoliación

No hay forma, siempre estamos abiertos a los efectos del viento, la contaminación de la ciudad, la humedad baja o alta. O tenemos el descuido de pasar muchas horas al sol, sin preocuparnos por el protector solar. Y aún así, después de pasar el protector, la piel, es decir, el órgano más grande de nuestro cuerpo, sufre todos los factores mencionados.

Aquí es donde entran en juego los beneficios de la exfoliación. Después de sufrir todos estos efectos negativos, exfoliar es recuperar el aspecto saludable de la piel, dejando así todo más equilibrado y la autoestima ahí arriba.

Vea cuáles son los efectos positivos del hábito:

Regula el exceso de grasa

La untuosidad excesiva es uno de los signos más evidentes de que sus células necesitan espacio para renovarse. Con los poros agrandados y ocupados con residuos, las glándulas de jabón comienzan a producir sebo más de lo normal. Esto da como resultado la aparición de puntos negros y puntos blancos.

Con esto, la exfoliación elimina las células muertas, aumenta la producción natural de células, los poros vuelven a la normalidad y la grasa de la piel, en consecuencia, se equilibra. Entonces, este es un punto súper positivo de esta práctica.

Prepara para la hidratación

Cuando se realiza la exfoliación, los poros están listos para recibir hidratación. El acto es más efectivo después del procedimiento porque hay una mejor absorción de la crema hidratante, ya que se despejan los caminos. Siempre que te exfolies, recuerda, este es el momento adecuado para hidratarte.

Mejora la circulación sanguínea

Nada mejor que asociar la exfoliación con un buen masaje. El caso es que el procedimiento también ayuda a mejorar la circulación, gracias a los movimientos que se realizan sobre la piel con el exfoliante. Por tanto, además de destapar los poros, hace que mejore el tráfico sanguíneo.

Esto incluso puede llevar al cuerpo a eliminar el exceso de agua. Es decir, promueve una especie de drenaje linfático.

Eliminación de manchas y acné

Es fácil entender por qué beneficia esta exfoliación. Como se mencionó anteriormente, la eliminación de células muertas deja espacio para nuevas células. Con eso, estas marcas de acné y puntos negros, y las manchas de exposición al sol, desaparecen. Entonces, ten en cuenta que exfoliar también ayudará en esa parte que nos deja tan desanimados.

Recetas de exfoliación

Primero, hay dos tipos de exfoliación, física y química. La primera se elabora a través de productos granulares, que entran en contacto con la piel y penetran en los poros. El segundo cuenta con la ayuda de procedimientos químicos, como ácidos y algunos instrumentos de aplicación específicos.

Para ti, que quieres hacerte tu propia exfoliación en casa, hemos separado algunas recetas básicas para una exfoliación física fácil para que tu piel luzca bella y rejuvenecida e hidratada, sin moverte de tu asiento. Vea:

Exfoliación con harina de maíz

Con una cucharada de harina de maíz y un poco de hidrante, o aceite, puedes hacer una exfoliación de calidad en todo tu cuerpo. La harina de maíz es perfecta para esto porque tiene la consistencia ideal de los gránulos para llegar a los poros. El método es muy adecuado para su aplicación en codos, rodillas y talones.

Azúcar con aceite de almendras

Tomar un poco de azúcar, proporcional al lugar por donde pasará el exfoliante, y agregar aceite de almendras hasta humedecer el contenido. A continuación, aplicar sobre la piel con movimientos circulares.

Esta receta es perfecta para hacer en casa, porque los granos de azúcar penetran mejor los poros. Después del procedimiento, ¡hidrátate!

Polvo de café

Esta receta se puede preparar con la piel húmeda y café en polvo puro, o con café en polvo mezclado con una crema hidratante. El mayor consejo es que nunca debes exfoliarte con el café molido, es decir, con el café en polvo ya usado. Después de pasar por el agua caliente, los granos se pueden deformar en el proceso, rascando la piel.

Además, un procedimiento incorrecto también puede provocar cambios en el pH de la piel. Por lo tanto, utilice el café en polvo normalmente sin las notas descritas anteriormente.

¿Cómo exfoliar?

Si aún tienes dudas sobre cómo postularte, presta mucha atención. No es difícil, solo aplica una de las recetas anteriores sobre la piel y haz movimientos circulares. La acción hará que se eliminen los residuos y la piel quede profundamente limpia.

Sin embargo, no es necesario que aplique la fuerza en el acto. Simplemente frote ligeramente sus manos o las yemas de los dedos.

Otro consejo importante es la frecuencia con la que se debe realizar la exfoliación. Normalmente, el paso a paso debe realizarse, como máximo, dos veces por semana, para que la piel no quede tan expuesta.

Sin embargo, recuerde que los aceites de la piel son un protector natural contra el sol. Quitarlo también es sinónimo de atención.

Por último, lea más sobre la piel en Tipos de piel: qué son, cómo identificarlas y cuidados especiales.

Fuentes: Derma Club, Revista Glamour, Su salud, Mujeres, Estética y cabello, Pregunte a un dermatólogo, Belleza extraordinaria, ecycle

Fuentes de imagen: Pregúntale al Dermatólogo, Estética y Cabello, Represalia, M de Mujer, Vix, Yo sin fuentes, Un dulce día, Mujer, Dep365, Vepakum