6 trucos con polvos translúcidos que transformarán tu maquillaje

Si eres un principiante en el mundo del maquillaje, es posible que no hayas entendido muy bien cuál es el papel de los polvos translúcidos en el maquillaje. Esto se debe a que es un producto blanco delgado, pero no agrega color (al menos no debería) y tiene funciones diferentes a las de los polvos faciales, a los que la gente está más acostumbrada.

Pero, si te estás preguntando si este es realmente un producto necesario en tu caja de maquillaje, espera hasta el final de este artículo para decidir. Eso es porque está a punto de descubrir algunas buenas características del polvo translúcido.

Si no eres fanático de las pestañas postizas, por ejemplo, este producto puede transformar el acabado de tu maquillaje y hacer que tus cabellos sean mucho más voluminosos y aparentes. ¿Y qué hay de la protección que crea el polvo translúcido en la piel contra la suciedad que puede crear la mancha con sombras oscuras?

Estas son solo algunas funciones interesantes para este polvo que se olvida en el fondo de tu cajón y que tú, por supuesto, ya pensaste en despreciar unas cuantas veces. ¿Quiere ver?

Mira 6 trucos con los polvos translúcidos que transformarán tu maquillaje:

1. Deja pestañas voluminosas

Además de una buena mascarilla, el secreto para conseguir más volumen en tus pestañas es utilizar un poco de polvos translúcidos. Debes aplicar un poco de polvo a las hebras y luego aplicar el rímel. Para un resultado más intenso, haz capas, cambiando entre polvo y mascarilla.

El producto termina creando una película alrededor de las pestañas y dejando el cabello más grueso y prominente.

2. Mate el lápiz labial cremoso

Cualquier lápiz labial puede ser mate si aplica una capa de polvo translúcido sobre él. Además del efecto mate, este truco de pintalabios adquiere una durabilidad increíble. Pero no te dejes llevar: solo una pequeña cantidad en la barra de labios, solo esa “suciedad” que queda en la brocha.

3. Evita que las sombras oscuras difuminen la piel

¿Sabes cómo evitar que tu piel se ensucie haciendo ese ojo morado ahumado? Simplemente aplique una capa gruesa de polvo translúcido en forma de media luna en la región debajo de los ojos. El pigmento de sombra caerá sobre este "lecho" y no entrará en contacto con la piel ya preparada. Luego, simplemente use el cepillo de escoba para barrer el exceso de polvo y todo estará bajo control.

4. Evita que el corrector se agriete

Para evitar que el corrector se agriete, marca las líneas de expresión y dure más tiempo, debes sellar el producto con polvos translúcidos. Se debe aplicar una buena capa sobre el corrector fresco y dejarlo unos minutos, dejando que rellene los surcos y poros, creando un aspecto aterciopelado y uniforme, sin dejar un aspecto pesado.

Pero, por supuesto, la preparación de la piel también cuenta mucho. El humectante, el protector solar y la prebase ayudan a prevenir efectos no deseados y hacen que el maquillaje dure más.

5. Disfrazar la grasa

Si no te gusta el aspecto más pesado que le da el polvo facial al maquillaje, apuesta por los polvos translúcidos. Por ser muy fino, disimula la untuosidad en el acto. La aplicación perfecta es con un cepillo grande y esponjoso, directamente en la zona T, que comprende la frente, los lados de la nariz y el mentón; y en otras zonas del rostro que tienden a engrasarse a lo largo del día.

6. Evita que el contorno se difumine

Para evitar que el delineador de ojos se corra, use un polvo translúcido. Esto aumenta enormemente la durabilidad y evita que el maquillaje se derrita durante el día.

Para este truco, basta con aplicar un poco de polvo directamente sobre la línea, con la ayuda de una brocha biselada, para crear una barrera invisible. Esto evita que el pigmento rezume de aceite, por ejemplo.

Una fina capa de polvo en los párpados también hace que el delineador de ojos salga más uniforme y dure más.

Entonces, ¿te gustaron los consejos? Así que quizás también te interese consultar este otro artículo: 15 consejos de belleza que transformarán tu día a día.

Fuente: Todo sobre Make