Depilación láser: cómo se hace, sesiones necesarias y cuidados

Ciertamente la depilación láser es una de las técnicas para eliminar los pelos más populares que existen. Esta técnica de depilación progresiva se realiza mediante la energía luminosa del láser.

La historia de este proceso comenzó en el siglo pasado. Inicialmente, los primeros dispositivos para la depilación láser aparecieron en la década de 1970. La tecnología era, en principio, ineficaz, muy dolorosa y limitada.

En 1983, Anderson y Parrisch introdujeron el concepto de fototermólisis selectiva en la depilación láser y revolucionaron el principio físico del mecanismo láser. En consecuencia, se hizo efectivo. Existen diferentes tipos de láser capaces de promover la depilación progresiva.

Además, la técnica también se llama depilación permanente y depilación a largo plazo. ¿Quieres aprender cómo se hace? Te lo contamos ahora mismo.

Cómo se realiza la depilación láser

Primero, el procedimiento se realiza utilizando un dispositivo emisor de láser. Se coloca sobre el cabello para eliminarlo.

El objetivo es la melanina, la sustancia responsable de la coloración del bulbo y el tallo del cabello, causando un daño térmico mínimo al tejido adyacente. Se puede usar con cremas anestésicas si la persona es sensible al dolor. Además, hay dispositivos que tienen bajos niveles de dolor.

Con el disparo del pulso láser, los fotones de energía son absorbidos por la melanina. El calor provoca la destrucción térmica de las estructuras del cabello. Los tipos de láser más utilizados para la depilación láser son el láser de Alejandrita, el láser de diodo (800nm) y el láser Nd: YAG (1064nm).

Cualquier persona puede realizar este tipo de depilación. Existen indicaciones especiales para los casos de foliculitis (vellos encarnados) tanto en la ingle, que acaba manchando la región, como la cara o cualquier otra región del cuerpo.

Además, las pieles blancas con vello grueso y oscuro responden mejor a la depilación láser. A pesar de aplicarse a personas de cualquier edad, lo mejor es hacerlo en adultos.

Sesiones

La depilación láser provoca dolor, pero es soportable. Algunos estudios muestran que la depilación láser con yodo requiere un promedio de 3 a 10 sesiones.

En consecuencia, está indicada una media de 5 sesiones, resolviendo el 90% del cabello de la mayoría de los pacientes. Después de estas 5 sesiones, solo se realizarán sesiones de mantenimiento, mensuales o trimestrales.

La legislación no define qué profesionales pueden aplicar la depilación láser. Aún así, la recomendación es que se realice una evaluación con un dermatólogo antes de comenzar el tratamiento.

Evaluará su piel y determinará cuál es el mejor tratamiento para ella. El consejo es hacerlo con un profesional de confianza o en un lugar que conozca y en el que confíe.

Cuidado

Anteriormente, la depilación láser requiere cierto cuidado. En primer lugar, el paciente no debe estar bronceado ni haber tomado demasiado sol en los últimos días. En consecuencia, el invierno es el mejor momento para comenzar la depilación láser.

Además, el paciente no puede afeitarse con cera, pinzas o cualquier tipo de depilación que elimine el vello del bulbo, un mes antes de la sesión de depilación láser.

Las personas con infecciones activas en las zonas a tratar no pueden realizar la depilación láser. Además, las mujeres embarazadas tampoco pueden realizar el procedimiento. Cada sesión cuesta entre 150 y 1000 reales.

Pueden ocurrir algunas complicaciones. Son hiperpigmentación e hipopigmentación, dolor, enrojecimiento, hipertricosis paradójica, irritación, picor y formación de pequeñas heridas en la piel.

En estos casos, el médico puede recomendar esteroides para uso local, humectantes y antialérgicos. Si la técnica aplicada no es la adecuada, existe riesgo de quemaduras.

¿Te gustó este artículo? Entonces también te gustará este: ¡Cómo afeitarte con pasta de dientes, sin dolores ni errores!

Fuente: My Life

Imagen: Boletín Legal Activo Correio de Notícias de Salud