7 trucos para no volver a tener problemas con los sujetadores

¿Sabes ese sujetador que sigue apareciendo cuando hay que esconderlo, que sigue resbalando cuando está en un modelo sin tirantes, que duele porque sueltas la plancha moldeadora de la copa y así sucesivamente? Bueno, ¿cómo vas a saber cómo lidiar con todos estos problemas con los sujetadores y tener una mejor relación con estos “amigos del pecho”?

Eso es porque hemos separado, en la lista a continuación, una serie de geniales consejos y trucos para ayudar a resolver los problemas con los sostenes que toda mujer ha tenido un día y nunca dejar que ellos manden o gobiernen en la situación, como sucede la mayoría de las veces. ¿Es o no es?

Si además tenías curiosidad por saber cómo acabar con todos los problemas con los sujetadores que has tenido, la solución es sencilla: no pierdas de vista la lista que hemos preparado a continuación. Como verás, los consejos son útiles y las formas de ponerlos en práctica no tienen ningún misterio.

1. Lave su sostén deportivo en la ducha, mientras se ducha, para que no se eche a perder

2. Coser un cierre dentro de la camisa para evitar que el sujetador se afloje y aparezca en el escote.

3. El modelo correcto puede verse bien hasta que se expone, con piezas que muestran la espalda.

4. Si la plancha del cuenco gotea, fíjela con trozos de absorbente con solapas.

5. Use las correas del sostén alrededor del torso para evitar que los modelos se caigan y resbalen

6. En lugar de aplastar los sujetadores en los cajones, cuélguelos en perchas

7. Usa sujetapapeles para atar los tirantes del sujetador y convertirte en un nadador.

Entonces, ¿te gustaron los consejos?