La depilación íntima puede ser más peligrosa de lo que cree

¿Te gusta "recortar el césped" o eres de los que se esfuerza por mantenerse natural? Si bien la depilación íntima es un tema, digamos íntimo, lo cierto es que ya fue la base de un estudio científico, destinado a señalar lo peligrosa que puede ser esta práctica.

Según el Comité de Investigación en Humanos de la Universidad de California en San Francisco, en los Estados Unidos, al menos una de cada cuatro personas que se ocupan de la depilación íntima ya ha resultado lesionada en la región. Y eso no es todo: cuanto más frecuente sea el mantenimiento de la depilación íntima, mayores serán las posibilidades de que se repitan los cortes y las heridas.

Heridas de depilación íntima

Según los investigadores, para la investigación fueron entrevistadas 7.570 mil personas entre 18 y 64 años, 4.198 hombres y 3.372 mujeres. Todos ellos tuvieron que responder a qué edad comenzaron con la depilación íntima, cuánto se consideraban peludos y si ya se habían lesionado en esta tarea.

Puede parecer que solo usted es una persona torpe en la vida, pero eso no es lo que reveló la investigación. Según las cifras del estudio, el 76% de las personas dijo mantener todo recortado, aunque sea de forma esporádica, con un 85% de mujeres y un 67% de hombres. De estos, el 86% hizo el servicio casi siempre (tres cuartas partes de los entrevistados) con la misma hoja de afeitar.

Falta de coordinación x sala de emergencias

Con respecto a estas heridas en los genitales, el 27% de las mujeres dijeron que ya se habían quemado o cortado durante la depilación íntima, en comparación con el 24% de los hombres que también están preocupados por el recorte del césped. Lo más interesante de todo es que el 1,4% de ellos ya ha sufrido lesiones graves hasta el punto de tener que acudir a urgencias para hacer apósitos y tomar medicamentos, como antibióticos.

El problema, por supuesto, es de coordinación motora, pero también puede poner en riesgo la salud de las personas. Esto se debe a que las partes íntimas son más difíciles de curar y el sangrado tarda en detenerse en caso de cortes debido a la delicadeza de la piel. Esto, sin mencionar los riesgos de contaminación e inflamación.

Cual es la mejor manera?

Con respecto a los métodos más seguros para realizar una depilación íntima, los investigadores dicen que es difícil dar una indicación. Si bien la hoja de afeitar es una opción económica y de bajo riesgo de contaminación, ya que es desechable después de algunas veces, es la campeona en número de accidentes.

Las afeitadoras eléctricas, por otro lado, no son las mejores, incluso si no duelen tanto. Eso es porque no dan un resultado tan bueno como la hoja.

La cera caliente también puede provocar quemaduras graves, especialmente si la persona no delega la función en un profesional.

En otras palabras, todos los métodos tienen sus ventajas y desventajas y le toca a cada uno ser lo suficientemente cauteloso con su propio rabicó, ¿no?

Ahora, si no abandona la hoja de afeitar, es mejor mantenerla afilada, ¿no es así? Para eso, debe consultar este otro artículo: Cómo afilar las cuchillas de afeitar y hacer que duren más.

Fuente: Superinteressante