Equinoccio de primavera: qué, cuándo sucede, rituales y símbolos

Sin duda, la primavera es una de las estaciones más queridas del año. En consecuencia, para celebrar su llegada está el Equinoccio de Primavera. Fue llamado el Rito de Ostara por los celtas, siendo considerado un ritual de fertilidad que celebra el despertar de la vida en la Tierra.

En primer lugar, este momento se celebra entre el 20 y el 24 de septiembre, cuando comienza esta temporada en el hemisferio sur. En 2019, la temporada comenzó a las 4:50 am del 23 de septiembre. Además, se considera que este momento está en perfecto equilibrio, en el que hay que plantar las semillas para que la vida florezca con intensidad.

¿Qué es el equinoccio de primavera?

Inicialmente, necesitamos comprender el significado real de la palabra Equinoccio. Proviene del latín aequus (igual) y nox (noche), y significa "noches iguales". Eso es porque el día y la noche tienen la misma duración a esta hora: 12 horas. En consecuencia, hay un equilibrio perfecto entre el día y la noche, el sol y la luna, lo masculino y lo femenino, el yin y el yang y todas las fuerzas opuestas.

Además, el equinoccio se define como el momento en que el Sol, en su órbita, visto desde la Tierra, cruza el ecuador celeste. El Equinoccio de Primavera, también conocido como Punto Vernal, es el momento en que el Sol cruza el Ecuador de sur a norte.

Es a partir del Equinoccio de Primavera, los días empiezan a alargarse y la temperatura del aire y de los océanos cada vez más caliente. Simbólicamente es el momento perfecto para dejar atrás las dificultades y el invierno. Es el momento de sembrar alegría y armonía con la llegada de la primavera. Es un momento de equilibrio, sanación, esperanza y renovación.

Al volante de la vida celta, hay 8 rituales sagrados de luz durante el año. Ellos son:

  • Samhain (noche de Halloween)
  • Litha (solsticio de verano)
  • Imbolc (noche de fuego)
  • Mabon (equinoccio de otoño)
  • Beltane (ritual de amor)
  • Yule (solsticio de invierno)
  • Lammas (ritual de cosecha y prosperidad)
  • Ostara (equinoccio de primavera)

Ritual

Primero, el ritual del Equinoccio de Verano invoca y venera a la Diosa Ostara, la "Diosa de la Aurora", también conocida como Eostre, Ostera y Jair. Simboliza la fertilidad en la mitología anglosajona, nórdica, celta y germánica. también es la diosa de la resurrección, la fertilidad, el renacimiento y la primavera. Está estrechamente relacionado con la libertad y el flujo de energía.

Además, los símbolos más conocidos de esta deidad son la liebre y los huevos. En esta época del año, también se venera a la Diosa de las Plantas y al Señor de los Bosques.

El rito de Ostara simboliza el equilibrio entre la energía del Dios (Sol) y la Diosa (Luna). Es el momento perfecto de igualdad entre estas dos simbologías, siendo el equilibrio entre las fuerzas de la naturaleza. Esto indica que es el momento ideal para fortalecer la energía de complementariedad entre opuestos.

En el Rito, el Dios está representado en su período de pubertad, lleno de energía y bastante dispuesto. Esta energía se traduce en el crecimiento de plantas y la actividad de los animales. En contraste, la Diosa está representada en su fase de doncella, también llena de energía y vida. Simboliza la fertilidad del suelo.

Símbolos

Primero, este día sagrado se ha celebrado durante muchas generaciones. Los sacerdotes y los druidas recogían rocío y encendían hogueras al amanecer. Estas hogueras se encendían en lo alto de las montañas, ya que se creía que de esta manera serían más fácilmente bendecidas por el sol y que la luz creada por ellas haría fértil la tierra.

Además, los símbolos más clásicos son flores, leche, liebre y huevos de colores. Estos últimos son símbolos de fertilidad y reproducción. Los huevos fueron pintados con varios diseños, colores y símbolos mágicos, para luego ser colocados en el altar de celebración. Al final, fueron arrojados al fuego o enterrados como ofrendas a la Diosa en árboles o jarrones.

Por el contrario, la leche representa la nutrición de la Diosa, el alimento necesario para el desarrollo de la vida. La liebre o conejo es el animal sagrado que simboliza la fertilidad de la Diosa y la naturaleza, ya que tarda 28 días en gestarse y parir. En la cultura celta, el 28 es un número mágico, porque es la duración de un ciclo de lunación.

Finalmente, las flores representan el resurgimiento de la vida y la belleza de la naturaleza. En el Equinoccio de Primavera se recomienda recoger flores y decorar con ellas los espacios sagrados y los altares. Además, también es costumbre hacer ofrendas de pan y torta a la diosa, colocándolas en el altar y luego en la naturaleza y haciendo ofrendas a los elementales, agradeciéndoles la belleza de la primavera.

Ritual de Ostara

Anualmente, el Ritual Ostara trabaja con energías específicas activas en cada año. Dentro de la energía que se está emanando en un período determinado, se enfatizan más algunas costumbres y formas mágicas para acceder e integrar la energía de este ritual. A pesar de esto, el ritual de la luz siempre trae trabajo con conciencia de fertilidad, alegría, esperanza, renovación, armonía y equilibrio.

Además, el Rito Ostara debe ser guiado por un sacerdote o sacerdotisa iniciado de alto nivel. El sacerdote es un líder espiritual que tiene la formación y los conocimientos necesarios para realizar el ritual correctamente. Además, se necesita un líder debidamente calificado para saber interpretar y dirigir lo que se debe trabajar cada año en este ritual.

Realizado de manera correcta e integrada, este ritual mágico aporta un gran beneficio al individuo, promoviendo una profunda renovación, consagración, sanación y armonización. Es un momento de profundo contacto con la Tierra, con los seres de la naturaleza y con el poder de fecundar y crear vida en todos los aspectos y sentidos.

¿Te gustó este artículo? Así que te gustará este: Primavera - Qué es, principio y fin, características de la primavera en Brasil

Fuente: Personare

Imagen destacada: M for Women