9 consejos para no equivocarse a la hora de elegir un sujetador

Parece algo sin importancia, pero elegir el sostén adecuado es muy importante para el bienestar y la salud de la mujer. Esto se debe a que, además de ser incómodo, moverse o apretar, es posible que el sostén no brinde el soporte necesario para los senos.

La elección del sujetador es más decisiva en el caso de las que tienen senos grandes. Esto se debe a que, cuando la elección de un sujetador es solo por estética y no se hace observando ciertos criterios y necesidades del cuerpo, puede provocar dolor de espalda y mala postura.

Para acabar con todas las dudas y miedos a la hora de elegir un sujetador para el día a día, hemos preparado una lista -que puedes ver a continuación- llena de consejos y trucos de quienes entienden el tema. Como verás, hay criterios que hay que tener en cuenta a la hora de elegir un sujetador y que ayudan a descubrir cuándo un modelo queda bien o no para tu cuerpo.

1. Copas

Nada sobrante o sin espacio. Los senos deben estar perfectamente acomodados en el sostén. Lo ideal es averiguar el tamaño del bol que puedes utilizar, sin tener que ponerte un calcetín para mantenerlo lleno, por ejemplo.

2. Asas

Para saber si es un buen sujetador para ti, presta atención a los tirantes. En la parte trasera, deben ajustarse al cuerpo y ser paralelas o en forma de V. En cualquier otro caso, no son buenas y pueden quedar pequeñas o apretadas para ti.

3. Centro

En la parte delantera, donde se juntan los senos, observa si el centro está firmemente contra tu piel (de forma cómoda, claro). Si el sostén es pequeño, tiende a alejarse del cuerpo.

4. Clausura

A menos que el broche esté apretado, el sostén no es de su talla. El broche no puede subir por la espalda, ya que indica que la pieza es ancha; ni cortar la piel, cuando seguro que quedará tensa.

5. Gran cofre

Prefiere tiras anchas y evita protuberancias y rellenos, ya que no necesitarás que el volumen de tus senos parezca más grande. Sin embargo, los modelos de media taza pueden ser excelentes porque brindan apoyo y son más cómodos.

6. Cofre pequeño

Aquellas que tienen senos más pequeños, las más adecuadas son las versiones push-up. Eso es porque tienen un relleno y modelado extra que une y levanta los senos.

7. Ojalá caiga

Si sabe cómo elegir el diseño correcto, todos pueden usarlo. Para los senos pequeños, por ejemplo, los que tienen relleno y los lados y la espalda estrechos son una gran inversión. Aquellos con senos más grandes se sienten mucho más cómodos con modelos sin relleno y con lados y espalda más anchos.

8. Modelado

No es por falta de diferentes modelos que no encontrarás, a día de hoy, el sujetador que más te conviene que sea cómodo y lindo. Lo más seguro que puedes hacer es aprovechar los consejos que has consultado aquí y probar tantos modelos como puedas. De esa manera, descubrirás qué queda bien en tu cuerpo y qué se puede evitar.

¿Listo para elegir el sujetador adecuado ahora?