Mandala: qué es, simbolismo, beneficios del arte e inspiraciones.

En primer lugar, el mandala es un círculo que contiene dibujos de formas geométricas, figuras humanas y diferentes colores en su interior. Además, se encuentra con frecuencia en religiones como el budismo y el hinduismo, así como en la cultura de tribus nativas americanas como los sioux.

Sobre todo, cuando hablamos de la palabra en sí, mandala significa círculo en sánscrito, siendo considerado un símbolo de sanación y espiritualidad.

Para hindúes y budistas, por ejemplo, el mandala ayuda en la concentración de la práctica meditativa. En consecuencia, es común encontrarlo en los templos de esa religión.

En cambio, para los tibetanos, están hechos de arena y requieren un largo tiempo de preparación.

Para los nativos americanos, por otro lado, tienen el poder de proteger y alejar los malos sueños y los malos espíritus. Por esta razón, también se le llama filtro de sueños.

Además, los mandalas están presentes en el cristianismo. Prueba, de hecho, son los rosetones de las catedrales góticas, que pueden considerarse mandalas.

Lectura psicológica

Al no ser una forma geométrica que se encuentra en la naturaleza, traduce bien la idea de perfección que los seres humanos quieren alcanzar.

Sobre todo, también reflexiona sobre psicología. Esto se debe a que también fue utilizado por el erudito suizo Carl Jung (1875-1969) para explicar la psique humana. Jung hizo una analogía entre la composición del mandala y los tres niveles de conciencia que tenemos.

Su punto central, además, se identifica con el  yo , la esencia de nuestro ser, de donde todo converge o irradia.

Las primeras figuras del mandala, por tanto, serían el inconsciente personal. Finalmente, los bordes más lejanos serían el inconsciente colectivo.

Beneficios de Mandala

En primer lugar, los mandalas son un recurso didáctico utilizado por diversos profesores de arte, historia y matemáticas. La realización del mandala permite al alumno ejercer su autonomía e individualidad. Además, algunos educadores utilizan el mandala para clases consideradas muy agitadas por el poder calmante que contiene la realización de este dibujo.

Cuando se trata de los beneficios de hacer y pintar un mandala, hay muchos.

Quien lo hace se concentra en una tarea concreta y así puede canalizar su atención. En consecuencia, entra en un estado de concentración comparable al trance místico.

Además, el autor ejerce su creatividad y poder de decisión cuando se enfrenta a la elección.

24 mandalas en manualidades

Mandalas para colorear

10 tatuajes de mandala

¿Te gustó este artículo? Entonces también te gustará este: tatuaje de hombro, tendencias temáticas y diseños para inspirarte

Fuente: Consejos para mujeres de Toda Matéria

Imagen destacada: Outlook