12 formas de acabar con tu vientre hinchado sin hacer abdominales

Si su problema es una barriga hinchada, probablemente se haya dado cuenta de que simplemente controlar su ingesta de grasas y dulces no resuelve el problema por completo.

Esto se debe a que no es solo el exceso de peso lo que agranda la barriga, sino también la producción excesiva de gases, la retención de líquidos y el mal funcionamiento del intestino.

Y si estos son los villanos por tu barriga hinchada, chico lector, aunque te mueras de hacer abdominales no resolverá el dilema.

Por eso hemos preparado esta lista completa de aquello que puede ayudarte a reducir gradualmente el tamaño de tu barriga y eliminar estos contratiempos que la hacen inflar.

¿Por qué tanta gasolina?

Pero antes de ir a las soluciones, debe comprender por qué es tan fácil tener una barriga hinchada.

Según los expertos, la hinchazón es un proceso natural del cuerpo. En un estado normal, por ejemplo, aproximadamente 1 litro del estómago y el intestino está lleno de gases.

En el estómago, este aire es el resultado del trabajo de la hormiga en la microflora, que son bacterias que ayudan en el proceso digestivo. Cuanto más difícil sea la digestión de los alimentos, más gases se producirán en el proceso.

¿Consiguelo ahora? Entonces, además de controlar lo que envías, puedes controlar la producción de gases con los siguientes consejos.

Cómo deshacerse del vientre hinchado:

1. Masaje para reducir los gases

Tomando el ombligo como punto de partida, coloque cuatro dedos horizontalmente sobre él. El punto a masajear está por encima del dedo superior (como en el video).

Para combatir el vientre hinchado por exceso de gases, es necesario masajear este punto estratégico durante 2 o 3 minutos, en sentido horario y luego en sentido antihorario.

Si lo hace todo bien, tendrá un sabor amargo en la boca y aumentará su salivación. Esto es normal y es una señal de que el masaje te ayudará a liberar estos gases acumulados.

2. Masaje contra la retención de líquidos

Encuentra el punto usando el ombligo como punto de partida y colocando un dedo sobre él. El punto deseado, esta vez, estará por encima de su dedo.

Debe masajearlo, en sentido horario y antihorario, durante 2 a 3 minutos, aplicando una ligera presión. Esto ayudará a eliminar la hinchazón por retención de líquidos y también mejorará el dolor de estómago.

3. Masaje para mejorar la actividad intestinal

Coloque cuatro dedos debajo del ombligo. El punto en el que debes masajear estará justo debajo del dedo meñique.

Con movimientos en sentido horario y antihorario, masajee este punto durante 2 o 3 minutos, también con una ligera presión.

Esto te librará de la hinchazón y te ayudará a descongestionar tus intestinos, al igual que el jugo que ya te enseñamos aquí.

Vea en el video cómo se deben realizar los masajes contra el vientre hinchado:

//www.facebook.com/brightside/videos/1185617798247470/

Pero, por supuesto, estos no son los únicos métodos para combatir la hinchazón del vientre. Existen algunas formas naturales de prevenir una barriga hinchada que se pueden adoptar en el día a día, ya que una persona sana acaba reteniendo líquidos y gases por diversos motivos.

4. Agua tibia con limón

Aún con el estómago vacío, exprima un limón en un vaso americano de agua tibia y bébalo de 15 a 30 minutos antes del desayuno.

Esto ayuda a normalizar el ácido gástrico, alivia los síntomas de acidez y previene los eructos y la formación de gases intestinales, sin mencionar que el limón es rico en vitamina C.

5. Cortar la leche con café

Al menos para el desayuno, si quieres evitar una barriga hinchada y llena de gases, lo mejor es optar por una bebida distinta a la leche de café.

Aunque el café en sí es dañino para el estómago, el gran villano en este caso es la leche, que estimula la producción de ácido gástrico y aumenta la acidez del estómago.

De hecho, no veas la leche como un trago. ¡Debe verse como un alimento para la digestión y como un alimento pesado!

A la hora del desayuno, elija yogur o kéfir. Ambos tienen probióticos que ayudan a las bacterias del estómago en los procesos digestivos.

6. No beba mientras come

Además de llenar el estómago, bebidas azucaradas como jugos, refrescos y bebidas alcohólicas; e incluso el agua que bebe con su comida diluye el ácido gástrico y la concentración de enzimas responsables de la digestión.

Esto hace que los alimentos permanezcan en el proceso de digestión por mucho más tiempo, provocando que se produzca una mayor fermentación. La consecuencia de esto es un aumento en la formación de gases y la propia hinchazón abdominal.

7. Sin alcohol con el estómago vacío

Al igual que con la leche, las bebidas alcohólicas estimulan la producción de ácido gástrico. Si no hay nada que digerir en el estómago, este exceso de ácido comienza a dañar las paredes del propio órgano.

Si esto siempre ocurre, las consecuencias pueden ser muy malas, como el final del estómago y la microflora intestinal.

8. Beba té de jengibre a diario

Como ya hemos mostrado en este otro artículo, el té de jengibre ayuda a perder peso y a combatir la hinchazón. También calma el estómago y reduce la formación de gases, además de ayudar a las actividades intestinales.

El té de jengibre también es excelente para la circulación sanguínea, adelgaza la sangre y elimina las impurezas.

9. No comas rápido

Cuando tenemos prisa o cuando estamos comiendo y hablando, es normal masticar mal la comida y empujar la comida con alguna bebida para que se acabe rápidamente.

Además de interferir con la digestión, esto hace que las personas traguen mucho aire, aumentando la formación de gases en el estómago.

10. Controle la ingesta de fibra

Los alimentos con fibra son excelentes para el intestino, ayudan a mantener la saciedad por más tiempo y tienen muchas otras funciones buenas en el cuerpo, pero como todo en esta vida, si se consumen en exceso, terminan no siendo buenos.

El exceso de fibras, por ejemplo, provoca la formación de gases que dificultan el funcionamiento del intestino. Entonces, si no quieres tener la barriga hinchada, es mejor no comer demasiado.

11. Evite los alimentos grasos

Además de engordar, los alimentos grasos o con exceso de azúcar son pesados ​​y laboriosos a la hora de la digestión.

Y, como ya hemos dicho, cuanto más difícil es la digestión de los alimentos, más gases produce el estómago a causa de la fermentación.

Entonces, además de mantener el peso, evitas las molestias y la maldita barriga hinchada.

12. Relájate, medita y descansa

Otras causas de un vientre hinchado a las que pocas personas prestan atención son el estrés y la ansiedad. Estos factores terminan interfiriendo con el buen funcionamiento del intestino y agrandando el abdomen.

Para mantener tu barriga realmente seca y en su lugar, no hay nada como combinar los métodos que ya hemos mencionado aquí con ejercicios físicos, una dieta equilibrada, momentos de relajación y una buena noche de sueño.

Meditar también ayuda mucho a combatir la hinchazón del vientre, ya que alivia la mente, el estómago, el corazón y normaliza la circulación sanguínea. Y lo mejor de todo es que no se necesita mucho: de 15 a 20 minutos de meditación al día ya es posible ver grandes beneficios.

Entonces, ¿te gustaron los consejos? Ahora, hablando de perder la barriga, este otro asunto también puede ser muy útil: La dieta de barriga seca da resultados en 2 días.

Fuente: Genial.guru, Facebook