Aceite de ricino - Beneficios, uso y contraindicaciones.

Popularmente conocido como ricino, carrapateiro o baforeira, el aceite de ricino se extrae de una planta medicinal utilizada durante años para tratar diversos problemas de salud. Entre ellos la atrición, la caspa y el estreñimiento. Además, también favorece la hidratación de la piel y el cabello.

Al mismo tiempo, esta verdura se denomina científicamente  Ricinus communis,  y se puede encontrar en tiendas naturistas, algunos supermercados, tiendas online y farmacias de manipulación. Sin embargo, cuando se comercializa, su nombre más popular en el mercado es "Laxol". Y su costo es de aproximadamente R $ 25,00.

Beneficios del aceite de ricino

El aceite de ricino hace mucho por nuestro cuerpo debido a sus numerosos componentes saludables. Entre ellos se encuentran los ácidos grasos, siendo el principal el ácido ricinoleico, exclusivo de esta planta. También contiene ácido oleico (porción omega 9), ácido linoleico y ácido linolénico (porción omega 6), ácido palmítico y ácido esteárico, además de sales minerales y vitamina E.

Por tanto, tiene un gran poder para limpiar e hidratar la piel y el cuero cabelludo, por ejemplo.

Aceite de ricino para el cabello

Para el tratamiento de hilos, el aceite de ricino se puede utilizar tanto para limpiar como para hidratar. Así, los principales beneficios son:

- Restauración y crecimiento del cabello más fuertes

Debido a los omega 6 y omega 9, el aceite de ricino puede agregar volumen a tu cabello. Dado que este ácido graso estimula el cuero cabelludo y los folículos pilosos, y así fortalece el cabello.

Estos nutrientes también ayudan a mejorar el aspecto de la hebra capilar, ya que sella las cutículas, evitando que el cabello luzca eléctrico y seco, dándole brillo y un aspecto más sedoso.

- Hidratación de los alambres

Los mismos ingredientes mencionados anteriormente también contribuyen a la hidratación del cabello seco. Forman una película protectora debajo del alambre, que evita la pérdida de agua al medio ambiente.

- Lucha contra la caspa

El aceite de ricino todavía tiene propiedades antifúngicas que limpian el cuero cabelludo. Por tanto, también es eficaz para combatir la caspa. Porque esto suele ser causado por hongos. También evita que el cabello se seque, lo que acaba impidiendo la descamación del cuero cabelludo.

Sin embargo, destacamos que él solo no es capaz de resolver este problema. Por lo que debería ser solo un aliado de los tratamientos indicados por el dermatólogo.

- Grasa excesiva

Generalmente, son bacterias y hongos que terminan promoviendo una producción excesiva de grasa por parte de las glándulas sebáceas de la región. Por tanto, los componentes del aceite ayudan a combatir estos microorganismos.

Sin embargo, no se recomienda dejar aceite de ricino en el cuero cabelludo durante mucho tiempo. Lo ideal es aplicarlo al inicio del baño y retirarlo por completo con el uso de champú.

* Cómo usar

La medida infalible es agregar una cucharada de aceite a 200 ml de acondicionador o humectante. Aplicar la mezcla durante el baño, dejándola sobre las hebras durante aproximadamente un minuto. Luego enjuague bien, sin dejar residuos.

Aceite de ricino para la piel

Cuando se trata de la piel, el aceite de ricino también puede tener varios beneficios. Siendo ellos:

- Combate el acné y la grasa.

Por ser un pequeño producto comedogénico, se convierte en un aliado en la lucha contra las pieles grasas. De esta forma, no provoca acné ni lesiones cutáneas. Además, también tiene un efecto astringente, por lo que reduce la proliferación bacteriana, que es una de las causas del acné. Y lo mejor es que a la vez también hidrata la piel.

- Piel seca y envejecida

Como se mencionó anteriormente, es un humectante natural. Por tanto, es eficaz para tratar la piel seca. Eso es porque el aceite evita la pérdida de agua de este tipo de piel, manteniéndola hidratada, más fuerte y más luminosa. En consecuencia, da como resultado una piel con menos arrugas y marcas de envejecimiento.

- Curación natural

Debido a la presencia de vitamina E, este aceite también tiene un fuerte poder curativo. Por tanto, puede ser un aliado de personas con vetas que aún son rojas.

Además, por su alto poder hidratante, también es un buen cosmético para después del sol, especialmente después de las quemaduras solares. Pero recuerda: mezclar siempre con un poco de crema y nunca aplicar directamente sobre la piel.

* Cómo usar

Según los expertos, no se recomienda utilizar aceite de ricino directamente sobre la piel. Entonces la receta es la misma que para el cabello: una cucharada por cada 200 mL de producto.

Al mismo tiempo, cabe mencionar que es importante higienizar la piel antes de aplicar el aceite para asegurar su efecto. Debido a que sus moléculas son grandes, usar agua tibia para abrir los poros ayuda a que la piel se absorba mejor.

Aceite de ricino para uñas, pestañas, cejas y barbas

En el caso de las uñas, el aceite ayuda con las cutículas. Hidrata y crea una película protectora, protegiendo mejor las uñas y promoviendo un mejor crecimiento de las uñas. Simplemente aplique el aceite puro en las uñas durante aproximadamente una hora antes de comenzar la manicura.

Así como es bueno para el cabello de la cabeza, el aceite de ricino también se aplica a las cejas. Ayuda a que el cabello sea más voluminoso y exuberante. Solo tenga cuidado al aplicar (no entre en los ojos). En cuanto a las pestañas, no se recomienda ya que no se conoce el efecto que puede tener debajo de los ojos. Por lo tanto, es mejor consultar a un dermatólogo.

Para la barba, el aceite tendrá el mismo efecto que en la ceja y el cabello: dejará el cabello más voluminoso y grueso. Sin embargo, ya no dará a luz pelo, por lo que no sirve para tapar defectos, por ejemplo.

Contra indicaciones

Mientras tanto, la ingesta de aceite de ricino también puede tener sus contraindicaciones, que son:

  • Para mujeres embarazadas;
  • Personas lactantes;
  • Para niños y pacientes que presenten síntomas compatibles con obstrucción intestinal;
  • Enfermedades inflamatorias del intestino;
  • Intestino irritable;
  • Enfermedad de Crohn;
  • Colitis ulcerosa;
  • Cualquier otra enfermedad intestinal conocida o sospechada.

Además, el uso tópico tampoco puede considerarse seguro para mujeres embarazadas, madres lactantes y niños menores de 12 años. Sin embargo, aún faltan estudios para probar si puede causar efectos en estos grupos.

En definitiva, no debe aplicarse en mucosas, como boca, ojos y oídos.

Después de todo, ¿te gustó este artículo? Luego lea también: Aceite de coco en el cabello: ¿para qué sirve y cómo usarlo?

Fuentes: minhavida, tuasaude, tuasaude.

Imagen destacada: blog.ingredientesonline