Pies secos - Causas, tratamientos y recetas de hidratación

Además de un problema estético, los pies secos también pueden ser un problema de salud. Al fin y al cabo, cuando la piel está muy seca, la tendencia es la aparición de grietas, que pueden provocar muchas molestias y dolores en los pies.

Los pies son partes muy importantes de nuestro cuerpo. Y aunque son ellos los que nos llevan a todas partes, todos los días, no siempre les prestamos la debida atención. Y los pies secos son prueba de ello. A pesar de esto, este problema puede estar relacionado con varias causas, siendo la más común la falta de hidratación.

Cuando esto sucede, la piel del pie se vuelve blanquecina, se vuelve áspera y comienza a pelarse y agrietarse. Así, dependiendo de la profundidad de las grietas, incluso puede sangrar, provocando mucho dolor. Cuando esto sucede, se hace aún más evidente la necesidad de hidratar los pies, y de buscar conocer el origen del problema, que puede estar relacionado con problemas de salud.

Afortunadamente, este problema que afecta a tanta gente tiene solución, y es muy sencillo y se puede hacer en casa. Por lo tanto, hoy entenderemos mejor la causa de los pies secos y cómo tratar el problema. ¡Vamos allá!

Principales causas de pies secos

Los pies secos pueden ser el resultado de una serie de cosas, desde problemas de salud, hábitos hasta cuidados excesivos.

  • Caminar descalzo: es un hábito muy común, pero no es bueno para los pies. Al caminar descalzo, terminas dejando tus pies más expuestos a las impurezas, y esto hace que la piel pierda su humedad natural y se vuelva más seca.
  • Zapatos abiertos: otro punto que deja más expuestos tus pies es el uso frecuente de zapatos abiertos, como zapatillas y sandalias. Esto hace que los pies también reciban todo el impacto al caminar. De esta forma, contribuye a que la piel se sobrecargue, y combinado con la sequedad, da como resultado las temidas grietas.
  • Deshidratación: nuestro cuerpo necesita hidratación, al igual que la piel. Es gracias a la hidratación que la piel produce aceite natural para mantener la suavidad y protección. Por tanto, si el cuerpo está deshidratado, es natural que la piel del cuerpo y los pies se seque más fácilmente. Sin embargo, también puede ser un problema específico en la región del pie. Debido a la sobreexposición a impurezas, baja producción de sudor y sebo en los pies, puede haber una disminución de la humedad natural de la piel, lo que resulta en su sequedad.
  • Exfoliación excesiva: el hábito de lijar y exfoliar los pies es muy adecuado para eliminar capas de células muertas de la piel e incluso tratar la sequedad. Sin embargo, hacer esto con demasiada frecuencia puede empeorar el problema.
  • Enfermedades:  Algunas enfermedades como la diabetes y el hipotiroidismo también están relacionadas con los pies secos. En el caso de la diabetes, la piel se deshidrata debido al daño de los nervios que producen sebo y sudor. En el caso del hipotiroidismo, como la tiroides que regula las glándulas sudoríparas, la sequedad puede ser causada por la baja producción de sudor en los pies.

Cómo tratar los pies secos

Conociendo las causas, y que este es un problema muy común que afecta a muchas personas, el tratamiento de los pies secos puede ser muy sencillo. Y puede mantener una rutina de cuidado de los pies en casa. Lo ideal es hacerlo a diario, pero si no, al menos dos veces por semana.

1 - Pies hidratantes trepadores

Comience su rutina de cuidado de los pies secos quemándose los pies. Esto suavizará la piel y abrirá los poros. Así, la absorción de la crema hidratante será más profunda, actuando sobre todas las capas de la piel.

  • Primero, ponga agua tibia (no puede estar demasiado caliente) en un recipiente, en una cantidad que pueda cubrir completamente sus pies.
  • Luego agrega 1 o 2 cucharadas de cualquier crema hidratante que tengas en casa.
  • Mezclar bien la crema en el agua, hasta que esté completamente disuelta.
  • Finalmente, sumerja sus pies en el tazón durante 5 a 10 minutos. Este tiempo es suficiente para suavizar la piel y absorber la crema.

2 - Seca bien tus pies

Después de escaldar los pies, es fundamental secar bien los pies, para evitar la proliferación de hongos, especialmente entre los dedos. Para ello, seca la piel con movimientos suaves, nada que ponga demasiada fuerza, porque al frotar la toalla, puedes irritar la piel, y aumentar aún más la sequedad de los pies. Lo ideal es simplemente eliminar el exceso de agua con la toalla, y dejar que tus pies se sequen libremente.

3 - Haz una exfoliación

La exfoliación puede ser opcional, pero solo debe hacerse cuando no haya más grietas, solo piel gruesa y seca. Si eliges hacerlo, después de secarte el pie, usa papel de lija o piedra pómez. Y así, haz ligeros movimientos con el talón para eliminar el exceso de piel muerta. Luego, simplemente retire el exceso de piel con una toalla o enjuague nuevamente con agua tibia.

4 - Hidratación

Finalmente, la parte más importante del tratamiento de los pies secos: la hidratación. Después de que sus pies estén secos, aplique una crema hidratante, preferiblemente para sus pies. Opta por una crema con propiedades altamente hidratantes y espesas, así el grado de hidratación será mayor.

Después de aplicar la crema, para mejorar aún más la hidratación, póngase un calcetín. Lo ideal es hacer este proceso antes de acostarse. Así, los pies podrán absorber mejor todos los nutrientes de la crema en reposo.

Consejos para evitar los pies secos

El tratamiento y cuidado de los pies es sencillo, depende básicamente de una buena hidratación. Pero además, hay algunas cosas que puede hacer para evitar tener los pies secos.

  • Si se mantiene hidratado, beba al menos dos litros de agua al día;
  • Lleva una dieta saludable, esto contribuye al mejor funcionamiento de todo tu cuerpo;
  • Evite caminar descalzo durante mucho tiempo;
  • Dar preferencia a los zapatos cerrados;
  • No exfolies y lijes tus pies todos los días;
  • Evite tomar baños muy calientes;
  • Trate de controlar el peso corporal;
  • Hidratarse con regularidad;
  • Investigar y buscar tratamiento para problemas orgánicos, como diabetes e hipotiroidismo.

Recetas de hidratación caseras

Como la hidratación es el punto clave para prevenir la sequedad de los pies, conoceremos algunas recetas caseras para potenciar la recuperación de los pies.

Aceite de oliva

El aceite de oliva a es un gran ingrediente hidratante, que se puede utilizar tanto en el cabello como en otras partes del cuerpo. Entonces, mezcle una cucharada de crema hidratante con una cucharada de aceite de oliva virgen extra y frótelo sobre sus pies. Para que la hidratación sea aún más efectiva, hágalo antes de acostarse, cúbrase los pies con papel de envolver y póngase calcetines. De esta forma, los resultados de hidratación serán aún más intensos.

Vaselina y solución salina

El procedimiento aquí es el mismo que para el aceite de oliva, solo que ahora con vaselina. La vaselina es excelente para crear una barrera contra el frío y otras agresiones externas. Así, consigue aportar más elasticidad a la piel. Para obtener mejores resultados, agregue una cucharada de solución salina a la mezcla.

Bepantol

Bepantol es otro consejo de hidratación conocido. Y esto no es casualidad, ya que la pomada es rica en dexpantenol, que ayuda en la renovación celular y la nutrición de la piel. Para hidratar sus pies, aplique una capa gruesa de ungüento y cubra con papel film y calcetines. Esto proporcionará una mejor absorción del producto.

Aloe y vera y miel

Ya hemos hablado de los diversos beneficios del aloe vera aquí. También conocida como aloe vera, esta planta se usa mucho con fines de hidratación y también se puede usar en los pies. Así, en combinación con la miel, se vuelve aún más eficaz, favoreciendo la renovación celular y aumentando la elasticidad de la piel.

Para esta hidratación, mezcla una cucharada de aloe vera molido con una cucharada de miel y frótala en tus pies al menos tres veces por semana. Lo ideal es hacerlo también de noche.

Aceite de coco

En el caso de grietas graves que ya se han convertido en lesiones, el aceite de coco puede ayudar. Hacer una mezcla con el aceite y el aceite de oliva virgen extra y dejar actuar sobre la piel durante la noche. Debido a que tiene un alto poder nutricional y acelera la cicatrización, el aceite de coco puede tratar mejor las heridas.

De todos modos, ¿qué te pareció este artículo? Aprovecha para aprender a revitalizar el cabello seco.

Fuentes: Zapatos de doctor sin trinquete Tua Saúde 

Imagen destacada: Doctor Feet 

Imágenes: Estilo de vida al minuto Zapatos de doctor Trucos de maquillaje Nivea