Cómo enseñar el alfabeto - Consejos y juegos para enseñar a los niños

Para muchos padres, los primeros años de sus hijos son el mejor momento. Ese momento en que todo es nuevo, en el que cada nuevo logro del pequeño, por sencillo que sea, ya es motivo de orgullo. La mayoría de los niños empiezan a interesarse por la lectura alentados por sus padres, y pronto, alrededor de los 2 y 3 años, ya pueden reconocer algunas letras y números. Entonces, es en esta etapa que surge una pregunta común: ¿cómo enseñarle a mi hijo el alfabeto?

Como sabemos, reconocer letras y números es el primer paso para que el niño aprenda a leer y escribir. Pero una cosa que los padres deben tener en cuenta es que cada niño es único y tiene su propio tiempo. No tiene sentido forzarlo. Es decir, el deseo de conocer y aprender debe surgir de forma natural, orgánica.

La respuesta a la pregunta de cómo enseñar el alfabeto está estrechamente relacionada con lo que le gusta a su hijo. Para averiguar qué es lo que más le gusta a su hijo, puede utilizar herramientas que le ayudarán a aprender cosas nuevas, a su propio ritmo. Por esta razón, los juegos lúdicos se utilizan tanto con los niños.

Enseñar a un niño el alfabeto no tiene por qué ser una tarea complicada. Al contrario, puede resultar muy placentero tanto para los niños como para los profesores. Por eso, hoy conoceremos algunos consejos y juegos sobre cómo hacer esto.

Cómo enseñar el alfabeto a los niños

Cuando se trata de niños, todo debe hacerse de forma lúdica y divertida. No debería haber ningún cargo para que el niño aprenda algo. Como la mayoría de los niños comienzan a reconocer las primeras letras a partir de los 2 años, es muy probable que a los 5 años ya pueda identificar el alfabeto completo. Se pueden utilizar técnicas sobre cómo enseñar el alfabeto desde esta etapa, cuando el niño ya muestra algún tipo de familiaridad con las letras.

El interés y la curiosidad de los más pequeños por las letras y números aparece muy temprano, sobre todo con las letras que forman su nombre y sus palabras favoritas. Mientras que algunos niños aprenden letras con facilidad, otros necesitan más tiempo y algunos estímulos y repeticiones específicos. Lo que funciona para todos los niños es descubrir qué es lo que más les gusta y usarlo para introducir nuevos aprendizajes.

No es como si los padres y la familia desempeñaran el papel de la escuela. Sin embargo, tienen la función de ayudar al desarrollo del niño y pueden y deben darle la oportunidad de aprender en su propio tiempo.

Pero, como sabemos, aprender a leer y escribir es un proceso largo, dividido en etapas. Uno de los primeros pasos, y uno de los más importantes, es leer a los niños, despertando el interés por los libros. Obviamente, cuando aún son bebés, no pueden entender de qué se trata, pero es un comienzo. Con el tiempo, los más pequeños comprenderán que los libros tienen dibujos y escritos, que deben decir algo.

Es en esta etapa que la mayoría de los niños despiertan curiosidad acerca de qué son esos "escritos". Por tanto, es hora de empezar a involucrar al niño con juegos relacionados con el reconocimiento de letras y la capacidad de reproducirlas.

Cómo presentar el alfabeto a los niños

Hay varias formas de presentar las letras del alfabeto a un niño. En cada etapa de la vida, el aprendizaje de los niños ocurre de manera diferente. Por tanto, a medida que el niño crece y aprende nuevas técnicas, los estímulos también deben ser diferentes.

Los elementos visuales son la principal forma de llamar la atención de los niños, especialmente los más pequeños. Por lo tanto, enseñar las letras de colores, animales y cosas cotidianas es una excelente manera de comenzar a presentar el alfabeto. Sin embargo, enseñar y animar al niño a escribir su propio nombre es uno de los pasos más importantes de este proceso.

Alfabetización y cada edad

Aunque cada niño tiene su propio tiempo y proceso de desarrollo, cada edad representa una etapa de aprendizaje.

0 a 3 años

La primera etapa de todas, cuando aún eres un bebé. A esta edad los más pequeños empiezan a mostrar interés por escuchar cuentos, y esto es genial y los padres deberían animarlo. Es común que siempre pidan la misma historia, su favorita. Por tanto, la repetición forma parte del proceso inicial de familiarización con la lectura.

4 a 5 años

A esta edad, el niño ya está familiarizado con las letras, y es común que ya sepa escribir el nombre y reconocer algunas palabras. Por lo general, pueden escribir palabras y frases cortas. Además, empiezan a interesarse por historias más largas y complejas, e incluso a reproducirlas.

6 a 7 años

Ya mayores, a esta edad, los más pequeños ya son capaces de escribir frases y textos breves con significado. Los errores ortográficos son normales y esperados en esta etapa, porque la ortografía correcta de las palabras es otro proceso.

Consejos para enseñar el alfabeto

Como hemos visto hasta ahora, la enseñanza del alfabeto es un proceso largo y depende directamente del niño. Pero una cosa es un hecho, todos los niños aprenden mejor a través del juego y las actividades de juego. Y hay muchos recursos e incentivos para hacer esto:

Canciones

Las canciones son una de las formas más comunes de presentar letras a los niños. Y funciona tanto en la lengua materna como para enseñar otro idioma. Por lo tanto, cantar canciones del abecedario es una excelente manera de comenzar y estimular al niño. Eso es porque estas canciones tienen un ritmo contagioso y trabajan en repetición, para ayudar al niño a memorizar la letra y también su orden. Puede encontrar varias de estas canciones en YouTube usted mismo.

Libros del alfabeto

Estos libros están especialmente desarrollados para presentar las letras de una manera clara e interesante para los niños. Cuentan con dibujos, imágenes y otros estímulos visuales llamativos, que junto con el texto ayudan a los niños a asociar esas letras con cosas que ya conoce.

Aplicaciones educativas

No hay escapatoria, a los más pequeños les encanta la tecnología, ¿y por qué no utilizarla de forma educativa? Especialmente en esta fase de alfabetización, la tecnología puede ser una gran fuente de aprendizaje. Existen varias aplicaciones educativas dirigidas precisamente a los niños en esta etapa. Un ejemplo de esto es la aplicación Alfabeto Melado, que ayuda al niño a entrenar las letras en la pantalla.

Cortar palabras

Un gran juego para aquellos que ya están aprendiendo a leer es el recorte de palabras. En esta etapa, el niño ya sabe cómo identificar las palabras que lo rodean. Es común que lea todo lo que tiene enfrente, desde la fachada de los establecimientos, etiquetas de productos, periódicos y revistas. Por lo tanto, fomentar esto es una excelente manera de mantener a su hijo cada vez más interesado.

Pídale al niño que busque ciertas palabras en revistas y periódicos y que las recorte. Varíe el grado de dificultad, comience pidiendo buscar palabras con una letra determinada o que tengan un número determinado de letras. Sin embargo, haga esto teniendo en cuenta lo que el niño ya sabe.

Alfabeto móvil

No es más que esas letras, generalmente de plástico o EVA. Incluso es un recurso común en las escuelas, que también se puede utilizar en casa. Proponer hacer un alfabeto junto con el niño, utilizando un cartón o material similar. Una vez hecho esto, hay una multitud de actividades que se pueden realizar con el alfabeto móvil. Por ejemplo, escriba el nombre del niño en una hoja de papel y pídale al niño que arme el nombre usando el alfabeto móvil. Aproveche la oportunidad para crear juntos algunas ayudas visuales, como dibujos, etc.

Alfabeto de plastilina

Otra forma de incitar al niño a usar algo que le guste es jugar el alfabeto usando la arcilla. Después de todo, a todos los niños les encanta la plastilina, y ¿por qué no modelar las letras del alfabeto? Entonces combine lo útil con lo agradable. Entonces, un gran consejo es dibujar las letras en un papel más grueso y dejar que el niño use la arcilla para modelar las letras en la parte superior del modelo. Las posibilidades de estimular al niño son infinitas, también puedes pedirle que haga animales u objetos que comiencen con una letra determinada. Todo esto te ayudará a familiarizarte con la letra.

Broma de caja sorpresa

Es genial hacerlo en grupo, ya sea en la escuela o en casa, con hermanos y colegas. Coge una caja mediana, puede ser una caja de zapatos, y pon las letras del alfabeto móvil. Forme un círculo con los niños y ponga una canción, mientras tanto pídales que pasen la caja de mano en mano. Al pausar la canción, el niño que guarda la caja debe tomar una letra y decir una palabra que comience con ella. Si no lo sabe, pida ayuda a sus compañeros.

De todos modos, ¿qué te pareció este artículo? De hecho, aproveche la oportunidad para comprobar también por qué los niños tienen una rabieta.

Fuentes: Inside History Clarissa Pereira Tempo Junto

Imagen destacada: Asistente 

Imágenes: Mother Cubed New School New School Wellness Guide