Retención de líquidos: qué es y cómo detener la hinchazón en el cuerpo.

En resumen, la retención de líquidos es la acumulación excesiva y anormal de agua entre las células del cuerpo que posteriormente es eliminada por la orina. La retención de líquidos es más común en las mujeres y básicamente contribuye a la hinchazón del vientre y la celulitis, sin embargo también puede ser más severa y causar hinchazón de piernas y pies.

Sin embargo, este edema puede ser patológico, es decir, caracterizarse como una enfermedad permanente. O no, cuando ocurre ocasionalmente y después de eliminado por tratamiento no reaparece.

Sin duda, la acumulación de líquidos en el cuerpo provoca hinchazón, que se puede percibir fácilmente por el aumento del volumen abdominal, el rostro, y especialmente en las piernas, tobillos y pies. Finalmente, una persona puede adquirir aproximadamente 2 kg en un solo día.

¿Cómo sé si tengo retención de líquidos?

Primero, puede presionar con el pulgar durante 30 segundos en la región cerca de los tobillos, luego simplemente observe si la región está marcada. Ésta es una manera muy fácil de saber si tiene líquidos.

En segundo lugar, la marca de ropa ajustada a la cintura también sirve como parámetro para evaluar si la persona tiene retención de líquidos.

A menudo, tener la piel delgada y brillante en el área hinchada también puede ser un signo de retención de líquidos, además de tener los párpados y / o la cara hinchados. Así que siempre esté atento a las señales que su cuerpo pueda enviarle.

Sin embargo, es sumamente importante recordar que si no está seguro si tiene líquidos o no, esta simple prueba puede ayudar, pero solo un especialista puede confirmarlo mediante un diagnóstico. Así que consulte a su médico.

¿Cuales son las causas?

  • Dieta rica en sal y sodio;
  • Poca ingesta de agua o líquidos claros, como tés;
  • El embarazo;
  • De pie en la misma posición durante mucho tiempo, sentado o de pie;
  • Problemas cardíacos, como insuficiencia cardíaca o cardiomiopatía;
  • Uso de ciertos medicamentos, como píldoras anticonceptivas, medicamentos para el corazón o para la presión.
  • Falta de actividad física;
  • Nefropatía;
  • Cirrosis hepática;
  • Cambios en la función tiroidea.

¿Y los síntomas?

En resumen, las personas suelen notar los signos de edema en regiones que son más susceptibles a la acumulación de líquidos. Esto ocurre básicamente en las piernas, en la espalda de personas que llevan mucho tiempo acostadas o en regiones más propensas a la acción de la fuerza de gravedad.

Diagnóstico

En primer lugar, es muy probable que su médico ordene unos análisis de sangre que midan la cantidad de sales y proteínas, así como una evaluación cardíaca, hepática, renal, inmunológica y tiroidea. Finalmente, en ocasiones, también es necesario realizar pruebas para evaluar las venas y arterias cercanas al sitio más afectado por la hinchazón. Pero conviene recordar que para cada tipo de hinchazón debe haber una causa, que requiere un tratamiento específico.

Tratos

Alimentación

Después de todo, la retención de líquidos puede ser un síntoma que aparece como consecuencia de algunos hábitos como una dieta incorrecta. Por eso, tener una dieta adecuada sin duda ayuda mucho.

Primero, deben eliminarse de su dieta productos como las salsas industriales como el kétchup, la salsa rosa, la salsa de soja, la mayonesa, la mostaza, entre otros. Así como los alimentos precocinados (comida instantánea) y cualquier tipo de producto que pueda contener aditivos aromatizantes, ya que suelen ser alimentos que tienen un alto contenido en sodio.

Finalmente, las bebidas alcohólicas también son las culpables, ya que interfieren con algunos procesos bioquímicos de la absorción de glucosa en sangre y agua por los riñones, aumentando el edema.

Tomar tés

Los tés son definitivamente excelentes diuréticos, por lo que las mejores opciones son:

  • Cola de caballo,
  • Hibisco;
  • Canela con jengibre;
  • Té verde;
  • Ginkgo biloba;
  • Perejil;
  • Chispa asiática;
  • Castaño de Indias.

Drenaje linfático

El drenaje linfático es básicamente un tipo de masaje que intenta drenar los líquidos y toxinas acumulados en el cuerpo dirigiéndolos suavemente hacia los ganglios ubicados en la ingle, axilas y piernas.

Sin embargo, estos tratamientos se pueden realizar en clínicas de estética especializadas, con sesiones que van de 3 a 5 veces por semana, dependiendo de las necesidades de cada persona. Cada sesión dura alrededor de 45 a 60 minutos e inmediatamente después la persona debe sentir la necesidad de orinar, lo que indica que el tratamiento tuvo el efecto esperado.

Ejercicios físicos

Una de las principales causas de la retención de agua en nuestro organismo es la falta de actividad física. Después de todo, la falta de movimiento hace que nuestro cuerpo almacene el líquido porque no tiene forma de expulsarlo con la eficiencia adecuada.

Por ello, algunos ejercicios físicos, como el recto abdominal, el estiramiento y la carrera, son muy efectivos para reducir la sensación de hinchazón y mejorar la calidad de vida de las personas que sufren retención de líquidos.

Remedios diuréticos

En primer lugar, estos remedios solo deben usarse con consejo médico. En resumen, existen diferentes tipos de remedios diuréticos que están más o menos indicados según la causa de la retención. Por ejemplo, algunos están indicados para el corazón y solo pueden ser utilizados por personas con problemas cardíacos. Así que nada para usar la medicina sin la guía de un profesional.

¿Cómo prevenir esta retención?

Siguiendo todos los consejos y bebiendo mucha agua. La deshidratación es uno de los factores que puede estimular la aparición del problema. Entonces, cuanta más agua bebas, más toxinas eliminarás a través de la orina.

Retención de líquidos durante el embarazo

La retención de líquidos durante el embarazo es una de las molestias más comunes y típicas de la fase gestacional. El aumento de peso, y por supuesto la sobrecarga en las piernas, además de la presión que sube sobre las venas, acaba dificultando mucho la circulación del cuerpo de la embarazada.

Sin embargo, con los cuidados necesarios es posible controlar los síntomas y tener un embarazo con las mínimas molestias. Sin embargo, el uso de potasio también ayuda mucho a regular el organismo, aumentando así el consumo de verduras y frutas, especialmente alimentos como tomates, espinacas, frutas, setas secas sin sal y verduras que son ricas en potasio y ayudarán a mantener el control.

¿Te gustó el artículo? lea también: Masaje relajante - Beneficios y cómo hacerlo paso a paso

Fuentes: Drauzio Varella Brasil Escola Tua Saúde

Imagen destacada: Flo