Senos pequeños: 5 cosas que debes saber si tienes senos pequeños

Hay gente que tiene mucho, hay gente que tiene poco o casi nada. Así es, estamos hablando de senos, senos pequeños que suelen ser tan acosados ​​por la dictadura de la silicona, pero que también tienen su belleza.

¿O vas a decir que algunas mujeres son menos hermosas solo porque tienen senos más pequeños? En serio, no lo es, ni siquiera se acerca a la realidad. Buenos ejemplos de esto ya habéis comprobado en este otro asunto aquí y en el día a día.

Por supuesto, si tienes senos pequeños y te sientes incómoda, no es un problema perseguir tu bienestar y realización personal poniéndote un bonito par de prótesis de silicona. Pero, si te amas exactamente como eres, ¿por qué preocuparte por tu número “económico” de senos?

De hecho, como verás a continuación, los senos pequeños tienen su ventaja, incluso para la salud de la mujer; y hacer todo lo que los pechos grandes son capaces de hacer. ¿Quiere ver?

Echa un vistazo a 5 cosas que debes saber si tienes senos pequeños:

1. Los senos pequeños pueden ser más sensibles

Una encuesta de la Universidad de Viena descubrió que los senos pequeños pueden ser más sensibles y, por lo tanto, proporcionar más placer cuando se trata de la vida en pareja. Al tener una mayor cantidad de tejido glandular y más grasa, esto puede acabar afectando la sensibilidad.

En los que tienen poco pecho, el nervio que transmite las sensaciones está más alargado y, por tanto, asegura más estimulación. De hecho, esta diferencia de estímulos es hasta un 24% mayor en mujeres que tienen senos pequeños.

2. No usar sostén es bueno para quienes tienen senos pequeños

Los estudios científicos ya han demostrado que usar un sostén durante períodos muy prolongados puede ser perjudicial para la salud de los senos. Esto se debe a que la circulación sanguínea puede acabar siendo afectada por el accesorio, llevando a las mamas a una flacidez prematura.

Entonces, si tienes los senos pequeños, ¡aprovéchate de esto! Las mujeres con senos grandes, por otro lado, generalmente no pueden permitirse este lujo, ya que la falta de sostén puede causar dolor de espalda y cuello.

3. Los senos pequeños también pueden quedar flácidos

Y no es porque tengas poco pecho que la gravedad no actuará en tu comisión frontal. Sobre todo porque, según los expertos, lo que realmente importa en la flacidez mamaria no es el tamaño de las mamas, sino lo que hay dentro de ellas: tejido graso y granular.

4. Los senos pequeños no producen menos leche

No tiene nada que ver con el tamaño de los senos con la cantidad de leche que se produce durante la fase de lactancia del bebé. Quien produce alimentos para los recién nacidos es la glándula mamaria y, por tanto, no hay antecedentes de mujeres con senos grandes que produzcan más leche.

De hecho, independientemente del tamaño de los senos, estos cambian de forma durante la fase de lactancia debido a los estímulos de las glándulas, especialmente si la leche se acumula en el seno.

5. Las mujeres con senos pequeños tienen una mejor postura

Los senos demasiado grandes pueden llegar a pesar hasta 10 kg y, obviamente, esto dificulta la postura de la mujer. Por otro lado, los senos más pequeños no agregan peso al cuerpo, lo que no sobrecarga la columna, lo que permite una postura más recta y menos problemas relacionados con una mala postura.

Entonces, ¿estás en el equipo "cordial" o "más económico"? Asegúrese de comentar si se identificó con alguno de estos puntos planteados en el artículo.

Ahora, aprovechando el tema, todo el mundo se identificará con este próximo tema: 20 pequeños placeres de la vida cotidiana que toda mujer ha vivido.

Fuente: Superela