Baño de asiento: que es, para que sirve, que usar y como hacerlo

A pesar del avance de la medicina, existen métodos terapéuticos ancestrales y tradicionales que nunca pasan de moda. Sin duda, uno de los mejores ejemplos es el baño de asiento.

Primero, el baño de asiento no cura ningún tipo de enfermedad. Pese a ello, ataca los síntomas de algunos problemas de salud, especialmente en las zonas íntimas.

Es decir, es un gran método paliativo. Por ello, está muy indicado para aliviar las irritaciones vulvares, es decir, externas; por ejemplo.

Aceites esenciales para baño de asiento

El baño de asiento se recomienda, principalmente, para las siguientes enfermedades: irritaciones en la vagina, candidiasis, cistitis y hemorroides.

Además, los baños de asiento se pueden preparar con cuatro gotas de aceites esenciales medicinales. Grandes ejemplos son la manzanilla, la mirra o el aceite de cáñamo. También funciona usar bicarbonato de sodio.

Este tipo de baño no debe hacerse solo con agua. Se debe utilizar algún producto calmante para la piel e introito vulvar. Es decir, usa aceites esenciales.

¿Cómo preparar el baño?

Inicialmente, el baño de asiento debe realizarse con agua y aceites esenciales. Además, debe elaborarse a una temperatura agradable para la región en la que se aplicará. Esto asegurará el efecto de alivio deseado sin dañar la piel.

Como recipiente puedes ser el bidé o un lavabo, siempre limpio. Repite el baño dos veces al día durante tres días. Pero nunca olvide que el baño de asiento es solo un paliativo y la causa debe investigarse y tratarse.

Otra recomendación es pasar de 2 a 3 minutos en el baño de asiento. Luego, simplemente sécalo con una toalla suave y deja la parte del cuerpo ventilada, es decir, usa ropa que no ahogue la región.

¿Te gustó este artículo? Entonces también te gustará: 12 razones por las que los baños japoneses son mejores que los tuyos

Fuente: Revista da Mulher

Imágenes: USE Your Health Home Remedy